«SUR»

En su cuña obstinada entre los mares
me engendra un hemisferio adolescente.
Creativa transgresión que va en la frente
llevando el sur a todos los lugares.

Formas de ser y de mirar impares,
raíces de amistad tan diferente,
locuras de vivir heroicamente,
crisol de ensoñaciones tan dispares.

Del sur vengo y regreso inexorable
al impulso de místicas australes,
sureño hasta la médula, que avanza

como un surco en la pampa interminable.
Y en las noches más puras y ancestrales,
lleva el cielo mi cruz como una lanza.

Sidney, Australia
25-VIII-07


Volver a El Regreso del Joven Príncipe