«ROMA»

(Su reflejo es AMOR)

Es leyenda su nombre y la fortuna
de un imperio que rige las esferas.
Sobre siete colinas verdaderas
se alza colosal como ninguna.

Es cierto que la amé desde la cuna,
desde lo alto al foso de las fieras,
como espejo que invierte en sus fronteras
las letras del amor sobre su luna.

Templo, circo, palacio y fortaleza,
que invoca al cielo en cruces desiguales
y en arcos victoriosos honra al César.

A cada quién dará según le place:
ciegas fuentes o pilas bautismales,
a los que han de morir y al que renace.

16-X-07


Volver a El Regreso del Joven Príncipe