«DESESPERACIÓN»

¿Por qué estamos aquí? ¿Dime por qué,
entre ardientes galaxias, sobrevivo
en este mundo que amanece frío
cuando la noche es triste? Yo no sé.

¿Por qué despierto? Dí, ¿por qué soñé
con un tiempo más cálido y amable,
con ríos de colores embriagantes
en brazos de un amor que nunca fue?

Pensar, sentir, desear, y no saber
si estamos condenados al olvido…
Y no hay más por vivir o por hacer

que aportar nuestra arena de granito
a una ignota pirámide, y caer
hasta el último hombre como un grito.

II-2005


Volver a El Regreso del Joven Príncipe